El eje del trabajo clínico es la comprensión del proceso evolutivo de la Conciencia.

Psicología Transpersonal


El espíritu podrá volar hasta el cielo, pero el alma,

ella tiene que ir a sus profundidades, al fondo de sí misma.

Rhoda Lerman

Como abordaje holístico (integral) del Ser centra su tarea en el estudio, investigación y trabajo con la Conciencia en sus distintos niveles de manifestación.

Así entonces crea un contexto para favorecer el ingreso a estados no ordinarios de conciencia (aquellos diferentes del habitual).

El proceso de trabajo compromete todos los niveles de la persona: físico, emocional, mental y espiritual.

Aprender a moverse hacia nuevos territorios es acceder a una mayor comprensión sobre la verdadera naturaleza de quienes somos.

La activación del proceso de auto-conocimiento origina la condición necesaria para la exploración de las regiones interiores todavía inexploradas.

Estas zonas temidas desde el mismo desconocimiento son portadoras de una potente energía que espera con prontitud ser liberada a favor del crecimiento y la evolución.

jueves, 6 de abril de 2017

Dr. Richard Moss

  Ejercer el Poder de la Conciencia

Ejercemos el poder de la conciencia y fortalecemos nuestro músculo espiritual llevándonos, una y otra vez, al presente inmediato. Para hacerlo, debemos estar presentes ante lo que estamos sintiendo y pensando. Podemos volver nuestra atención directamente hacia lo que estamos experimentando, en lugar de permanecer inmersos en una sensación o de aceptar ciegamente nuestras creencias sobre nosotros mismos.

Hay una diferencia absoluta y total entre quedar atrapados en una emoción negativa y decir "estoy triste, enojado, solo" y demás, y poder reconocer en ese momento "estoy aquí, inmerso completamente en sensaciones de resentimiento. Estoy aquí, bramando de ira".

La conciencia de nuestras sensaciones no es lo mismo que la identificación con nuestros pensamientos y sensaciones. Cada movimiento de retorno a la conciencia del momento presente nos ancla en el cuerpo y abre la conexión a nuestra conciencia más vasta.

Incluso el más pequeño movimiento destinado a ejercitar el poder de la conciencia, en lugar de dejar que nuestra conciencia más vasta colapse en nuestros pensamientos y sentimientos, identificándose de esta manera con ellos, nos devuelve a una conciencia más completa.

Nos da el poder de comenzar desde una relación nueva, abierta y menos condicionada con nuestra experiencia. Esto no significa necesariamente que nuestros problemas desaparezcan; pero a medida que ejercitamos el poder de la conciencia, nuestra reactividad refleja disminuye.

Respondemos desde un estado de mayor presencia.

Cuando colapsamos dentro de nuestros sentimientos, perdemos esta capacidad. Volvemos al modo automático del yo, y este yo limitado parece ser la totalidad de quienes somos. Entonces, no tenemos más opción que reaccionar, porque sentimos que deberíamos defendernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario