El eje del trabajo clínico es la comprensión del proceso evolutivo de la Conciencia.

El espíritu podrá volar hasta el cielo, pero el alma,

ella tiene que ir a sus profundidades, al fondo de sí misma.

Rhoda Lerman

Como abordaje holístico (integral) del Ser centra su tarea en el estudio, investigación y trabajo con la Conciencia en sus distintos niveles de manifestación.

Así entonces crea un contexto para favorecer el ingreso a estados no ordinarios de conciencia (aquellos diferentes del habitual).

El proceso de trabajo compromete todos los niveles de la persona: físico, emocional, mental y espiritual.

Aprender a moverse hacia nuevos territorios es acceder a una mayor comprensión sobre la verdadera naturaleza de quienes somos.

La activación del proceso de auto-conocimiento origina la condición necesaria para la exploración de las regiones interiores todavía inexploradas.

Estas zonas temidas desde el mismo desconocimiento son portadoras de una potente energía que espera con prontitud ser liberada a favor del crecimiento y la evolución.

jueves, 31 de octubre de 2013

somos uno


martes, 29 de octubre de 2013

Cayetano Arroyo Flores. Sus enseñanzas: LOS DIEZ MANDAMIENTOS

Cayetano Arroyo Flores. Sus enseñanzas: LOS DIEZ MANDAMIENTOS: I  Serás consciente de que Todo Cuanto Es, Es Uno. Por tanto lo Amarás en todas las cosas. II  No te acercarás a 'Todo Cuanto E...

viernes, 25 de octubre de 2013

Hija de Lilith - Ismael Serrano

Paradigma Transpersonal: C. G. Jung Recuerdos, sueños y pensamientos

Paradigma Transpersonal: C. G. Jung Recuerdos, sueños y pensamientos: Tenía dieciocho años y procedía de una familia culta. A los quince años fue seducida por su hermano y abusaron de ella sus compañeros de esc...

domingo, 6 de octubre de 2013

Preghiera Plegaria italiano castellano

Comparto esta expresión de la Dra. Estés experimentada en mi propio proceso y también reflejada en los rostros de aquellos que llegan a mi consulta buscándose a si mismos:

 " Cuando nos negamos a cortar leña, se le cortan las manos a la psique, pues, sin el esfuerzo psíquico, las manos psíquicas se marchitan.
 Sin embargo, este deseo de cerrar algún trato para liberarnos del duro esfuerzo es tan humano y corriente que asombra encontrar a alguna persona que no haya hecho el pacto.
 La opción es tan frecuente que, si tuviéramos que dar un ejemplo tras otro de mujeres (y hombres) que desean librarse de la tarea de cortar leña y vivir una existencia más fácil, perdiendo con ello las manos, es decir, el control de su vida, no terminaríamos nunca."

viernes, 4 de octubre de 2013

En esa zona profunda y luminosa