El eje del trabajo clínico es la comprensión del proceso evolutivo de la Conciencia.

Psicología Transpersonal


El espíritu podrá volar hasta el cielo, pero el alma,

ella tiene que ir a sus profundidades, al fondo de sí misma.

Rhoda Lerman

Como abordaje holístico (integral) del Ser centra su tarea en el estudio, investigación y trabajo con la Conciencia en sus distintos niveles de manifestación.

Así entonces crea un contexto para favorecer el ingreso a estados no ordinarios de conciencia (aquellos diferentes del habitual).

El proceso de trabajo compromete todos los niveles de la persona: físico, emocional, mental y espiritual.

Aprender a moverse hacia nuevos territorios es acceder a una mayor comprensión sobre la verdadera naturaleza de quienes somos.

La activación del proceso de auto-conocimiento origina la condición necesaria para la exploración de las regiones interiores todavía inexploradas.

Estas zonas temidas desde el mismo desconocimiento son portadoras de una potente energía que espera con prontitud ser liberada a favor del crecimiento y la evolución.

jueves, 30 de abril de 2015

Tiziano Ferro & Michele Zarrillo



El corazón es como un grano,
nosotros parecemos el molino,
sabe éste porqué gira?.
Muchas cosas extrañas sucederán: Silencio !
Pídele a Dios que te informe.

Rumi

miércoles, 29 de abril de 2015

Gregg Braden

... quest’immagine dell’Arcangelo Michele in preghiera per il Medio Oriente, offre con passione la risposta ai fatti verificatesi in quel luogo.
“Un improvviso colpo di vento mi colpì, facendomi bruciare gli occhi.
Guardai  il  punto in questione  e vidi che tutto era normale. 
“Non riesco a vedere niente” dissi.
L’hai  appena  sentito  – rispose lui –
Cosa? Il vento?
Non solo il vento, disse lui,ti può sembrare il vento, perché il vento è la sola cosa che conosci”.  

Riflettete: che cosa sta succedendo?
 Questa citazione è tratta dalle lezioni di Don Juan, di Carlos Castaneda.
 Essa rispecchia un’antica credenza degli Esseni, secondo cui noi siamo venuti in un mondo dove sono al lavoro delle forze che loro chiamano Angeli. Se non vi piace la parola Angeli potete dire“forze elettromagnetiche”, il che è lo stesso.
 Gli Angeli del vento, gli Angeli della luce,gli Angeli dell’acqua e gli Angeli del se della Terra.
 Essi ci hanno dato il benvenuto quando siamo giunti sulla Terra. Potete chiamarli forze elettromagnetiche del vento, della luce dell’acqua e della Terra.
 Sono esseri viventi coscienti, esseri consapevoli. Pensate a cosa ciò significa!
Ogni volta che uscite fuori da questa stanza per fare una pausa e il vento vi passa fra i capelli e vi accarezza il volto, l’esperienza può essere concepita come un essere vivente che ha appena condiviso qualcosa con voi. Se non lo sapete lo chiamate solo vento.

 .. esta imagen del Arcángel Miguel en oración por Oriente Medio, ofrece con pasión la respuesta a los hechos que ocurrieron en ese lugar.
"Una repentina ráfaga de viento me golpeó, haciendo que mis ojos ardan.
Miré el punto en cuestión y vi que todo estaba normal.
No puedo ver nada, le dije.
Lo acabas de escuchar - dijo -
¿Qué? ¿El viento?
No sólo el viento, dijo,te puede parecer el viento, porque el viento es lo único que conoces"

Reflexionemos: ¿qué está pasando? 
  Esta cita es extraía de las lecciones de Don Juan de Carlos Castaneda.
  Refleja una antigua creencia de los Esenios, la que hace referencia a que  hemos llegado a un mundo donde trabajan  fuerzas que ellos llaman ángeles. Si no te gusta usar la palabra ángeles puedes decir "fuerzas electromagnéticas", que es lo mismo.
  Los Ángeles del viento, los ángeles de la luz, los ángeles del agua y los ángeles  del ser de la Tierra.
 Ellos nos dieron la bienvenida cuando llegamos a la Tierra. Podés llamarlos  las fuerzas electromagnéticas  del viento,  del agua, de la luz  y de la tierra.
  Son  seres vivos, conscientes, seres de sabiduría. Piensen  lo que esto significa!
Cada vez que salgas de esta habitación para tomar un descanso y el viento pasa a través de tu cabello y acaricia tu rostro, la experiencia puede ser concebida como un ser vivo que acaba de compartir algo contigo. Si no sabes  sólo lo llamarás viento.

lunes, 27 de abril de 2015

Stanislav Grof I Parte

 He extraído y traducido este pequeño texto del ùltimo libro de Stan Grof ·"Sanando las heridas más profundas" (titulo en italiano) para acercarles un material que no ha sido editado en Argentina.



La psicología transpersonal, o cuarta fuerza, ha  examinado  las equivocaciones más flagrantes de la psiquiatría y la psicología dominantes en relación con la espiritualidad y la religión. También proporcionó una respuesta a  fenómenos de importancia observados en la investigación  moderna sobre la conciencia, y en varios otros campos para los que el paradigma científico actual no tenía explicaciones adecuadas.


Michael Harner, antropólogo con excelentes credenciales académicas que había recibido  una potente iniciación chamánica durante su investigación en la selva amazónica, ha resumido de manera convincente las debilidades de la psicología académica en el prefacio del libro “El Camino del chamán” (Harner 1980), lo que sugiere que la comprensión de la psique en la civilización industrializada está seriamente parcializada como etnocéntrica y cognicentrica (aunque el término pragmacentrica probablemente sería más apropiado).

Etnocéntrica, ya que ha sido formulada y promovida por  científicos materialistas occidentales que consideran su punto de vista superior al de cualquier otro grupo de personas en cualquier momento de la historia. Según estos científicos, la materia precede a todo, mientras que la vida, la conciencia y la inteligencia serían meramente  sus efectos accidentales colaterales.

Cualquier forma de espiritualidad, no obstante refinada, sería el producto de la ignorancia de  datos científicos, supersticiones, credulidad  infantil,  autoengaño y  pensamiento mágico primitivo.
Las experiencias espirituales directas, que involucran al inconsciente colectivo, símbolos y temas arquetípicos, no serían otra cosa que el producto de una mente enferma.

 Aunque no disponen de explicaciones médicas adecuadas y de datos de laboratorio para validar esta posición, los psiquiatras oficiales modernos  interpretan las experiencias visionarias de los fundadores de las grandes religiones, de los santos y profetas como manifestaciones de enfermedad mental.

Desde una despreciable toma de distancia de  los rituales  y de la vida espiritual, no hacen ninguna distinción entre las creencias primitivas populares (o las interpretaciones literales y fundamentalistas de los textos sagrados) y las sofisticadas tradiciones místicas o las grandes filosofías espirituales orientales, basadas  en siglos de sistemática exploración introspectiva de la psique.

En la literatura psiquiátrica, hay un gran número de artículos y libros en los que se discute  sobre el diagnóstico clínico más adecuado para algunas de las figuras espirituales más ilustres de la historia.
De San Antonio  se ha dicho que era esquizofrénico, de San Juan de la Cruz que  sufría de "perversión hereditaria”.  Santa Teresa de Ávila fue desestimada por padecer una grave psicosis histérica, y las visiones místicas de Mahoma fueron atribuidas a la epilepsia.

Muchas otras personalidades religiosas y espirituales como Buda, Jesucristo, Ramakrishna y Sri Ramana Maharshi fueron definidos  como enfermos psicóticos  a causa de sus experiencias visionarias y sus "fijaciones". Del mismo modo, algunos antropólogos pertenecientes a la escuela clásica  han discutido la posibilidad de diagnosticar  a los chamanes como esquizofrénicos, psicóticos ambulantes, epilépticos o histéricos. El famoso psicoanalista Franz Alexander, considerado uno de los padres de la medicina psicosomática, escribió un ensayo en el que también describe la meditación budista en términos psicopatológicos, llamándola una "catatonia artificial."

Mientras que la psicología y la psiquiatría occidental continúan describiendo los rituales y la vida espiritual de las antiguas culturas y los pueblos indígenas en términos patológicos, los excesos perniciosos de la civilización industrial, una amenaza potencial para la vida del planeta, han sido tan integrados en nuestras vidas para atraer, sólo en raras ocasiones, la atención específica de profesionales  e investigadores, y nunca ser etiquetados como patológicos.

 Sin embargo, cada día estamos presenciando acontecimientos de  avaricia insaciable y agresividad destructiva: el saqueo de los recursos no renovables transformados  rápidamente en formas de contaminación industrial, la contaminación del medio ambiente  esencial para la supervivencia, con la lluvia radiactiva, las sustancias químicas tóxicas y los derrames masivos de petróleo, el abuso de los descubrimientos científicos en el campo de la física, química o la biología  para el desarrollo de armas de destrucción masiva, la invasión de naciones con masacre de civiles y en ocasiones de genocidio, el diseño de las operaciones militares que, de aplicarse, llevaría a la muerte de millones de personas .

Los protagonistas  y los creadores de estas estrategias de destrucción  y de este escenario apocalíptico, no sólo caminan con libertad, son ricos y famosos, ocupan posiciones de poder social, y reciben honores de todo tipo.
Contemporáneamente, muchas personas que experimentan estados místicos con un potencial vital transformativo, sujetos a episodios de muerte y renacimiento psicoespiritual, o incluso a experiencias de  vidas pasadas, terminan siendo hospitalizados con infames diagnósticos  y tratamientos farmacológicos  represivos.

A esto se refería Michael Harner  cuando hablaba de prejuicio etnocéntrico en la distinción entre normalidad y patología.

Tratto da : “Guarire le ferite più profonde” 
Dr. Stanislav Grof


Traducción del italiano

Stanislav Grof II Parte

  He extraído y traducido este pequeño texto del ùltimo libro de Stan Grof ·"Sanando las heridas más profundas" (titulo en italiano) para acercarles un material que no ha sido editado en Argentina.

Según Michael Harner, la psiquiatría y la psicología occidentales también muestran un fuerte sesgo cognicentrico, otra forma de decir que en sus especulaciones teóricas sólo tienen en cuenta las experiencias y observaciones relativas a los estados ordinarios de conciencia, mientras que rehúyen sistemáticamente o malinterpretan los datos provenientes de la investigación de estados no ordinarios, como los fenómenos observados en la terapia psicodélica, en poderosas psicoterapias experienciales, en el trabajo con las personas en situaciones de emergencia espiritual, en la investigación sobre la meditación, en los estudios antropológicos en campo o en la tanatología.

 Debido a su incompatibilidad fundamental con el paradigma dominante, los datos subversivos que provienen de estos campos de investigación han sido sistemáticamente ignorados o mal evaluados.

En el apartado anterior he hecho referencia al término "estados no ordinarios de conciencia." Antes de proceder en esta discusión, me parece apropiada  una aclaración semántica.
 Este término es utilizado principalmente por los investigadores que estudian estos estados y reconocen su valor. Los psiquiatras oficiales prefieren el término "estados de  alteración", lo que refleja la creencia que sólo el estado de conciencia de la vida cotidiana representa la normalidad, mientras que todos aquellos que se apartan de ella, sin excepción, no son más que distorsiones patológicas de la correcta percepción de la realidad, por lo que carecen de cualquier potencial positivo. Sin embargo, incluso el término "no corriente" es demasiado amplio para el propósito de nuestra discusión.

La psicología transpersonal, de hecho, se dirige a un subconjunto significativo de estos estados, caracterizado por un potencial heurístico, terapéutico, transformativo, e incluso evolutivo. Este subgrupo incluye las experiencias de los chamanes y la de aquellos asistidos, las de los iniciados en los ritos de pasaje de los nativos americanos o de los antiguos misterios de muerte y  renacimiento, aquellas de los trabajadores espirituales y las de los místicos de todas las épocas, así como las crisis psico-espirituales de los individuos en "emergencia espiritual".

Al principio de mi investigación, descubrí con gran sorpresa que la psiquiatría convencional no tenía un nombre para este importante tipo de estados no ordinarios de conciencia, y por lo tanto lo resolvió usando el término "estados alterados".

 Sentí fuertemente que, por el contrario, merecían distinguirse  de los otros, y ser colocados en una categoría específica, acuñé entonces el término holotrópico (Grof, 1992), que literalmente significa "orientado hacia la totalidad" o "moverse en la dirección de la integridad" (del griego holos = entero y Restrepo, trepein = moverse hacia o en la dirección de algo), sugiriendo que, en el estado de conciencia de la vida de cada día, nos identificamos sólo con una pequeña parte de lo que realmente somos.

 En los estados holotrópicos de conciencia, sin embargo, podemos trascender los estrechos límites del ego corporal e ir al encuentro de un amplio espectro de experiencias transpersonales que nos ayudan a reclamar nuestra identidad completa. He descrito en otra parte las características fundamentales de los estados holotrópicos y sus diferencias con respecto a las condiciones que merecen ser definidas como "estados alterados de conciencia." Desde hace tiempo utilizo este término, y estoy contento de afirmar que su popularidad va en aumento.

Reconociendo la verdadera naturaleza de las experiencias transpersonales, y su valor, la psicología transpersonal ha hecho un progreso significativo en la corrección de los prejuicios etnocéntricos y cognicentricos de la psiquiatría y la psicología convencional.

A la luz de los modernos  estudios sobre la conciencia, la actual denigración  y patologización  irrespetuosa  de la espiritualidad que caracteriza el monismo materialista es insostenible. En los estados holotrópicos, las dimensiones espirituales de la realidad pueden ser experimentadas directamente en modo igualmente plausible como nuestra experiencia cotidiana del mundo material, si no más. Un estudio cuidadoso de los fenómenos transpersonales muestra que no sólo no pueden explicarse como el producto de procesos patológicos del cerebro, sino que son ontológicamente reales.

Para distinguir las experiencias transpersonales de los productos de la fantasía individual, los psicoanalistas junguianos hablan de dimensiones  imaginarias. El erudito filósofo y místico francés Henri Corbin, quien primero utilizó la expresión “mundus imaginalis”, se había inspirado en el estudio de la literatura mística islámica. Los teósofos islámicos llaman al mundo imaginario, donde todo lo que existe en el mundo sensible tiene su contrapartida, "alam a mithal" u "octavo clima" para distinguirlo de los "siete climas", es decir,las  zonas en las que dividen los geógrafos islámicos tradicionales al 'hemisferio norte. 

El territorio imaginario tiene amplitud y dimensiones, formas y colores, pero no son percibidos por nuestros sentidos de la misma forma en que los percibimos cuando son propiedades de los objetos físicos.
Sin embargo, esta dimensión es, en todos los demás aspectos, ontológicamente real y susceptible de ser consensualmente validada por otros, al igual que el mundo material percibido normalmente  a través de los sentidos.


 Tratto da : “Guarire le ferite più profonde” 
Dr. Stanislav Grof
Traducción del italiano

sábado, 25 de abril de 2015

Alonso del Río - Ruta Salvaje

viernes, 24 de abril de 2015

El loco

El loco inicia el camino de la Alquimia interior. Lo llaman "loco" los que no tienen el coraje de emprender, como él, la búsqueda alquímica del Conocimiento. Su medida del tiempo es la luna, y su paso se guía por la luz del sol. En una de sus  manos lleva una rosa blanca y, sobre el hombro, en la punta de una vara, su equipaje, leve como su andar.

La luna y el sol lo orientan. No necesita otros medios. Sobre sus hombros carga una vara de la que pende un pequeño saco. Qué lleva ahí? Sus experiencias? Su pasado que no lo aflige ni tensiona? Lleva claves que le permitirán desentrañar a cada paso los elementos con que tropieza? Porta acaso su inocencia, su capacidad de asombro, su pureza?  O quizás las siete máscaras de las que ya se despojó?.


Me preguntáis cómo me volví loco. Así sucedió:
Un día, mucho antes de que nacieran muchos dioses,
desperté de un profundo sueño y descubrí que me habían
robado todas las máscaras, sí, las siete máscaras que yo
mismo me había confeccionado, y que llevé en siete vidas
distintas; corrí sin máscara por las calles atestadas de gente, gritando:
Ladrones!, Ladrones! Malditos ladrones !
Hombres y mujeres se reían de mi, y al verme, varias
personas, llenas de espanto, corrieron a refugiarse en sus casas.
Y cuando llegué a la plaza del mercado, un joven, de pie
en la azotea de su casa, señalándome, gritó:
Miren! Es un loco!
Alcé la cabeza para ver quien gritaba, y por vez primera
el sol besó mi desnudo rostro, y mi alma se inflamó de
amor al sol, y ya no quise tener máscaras. Y como si
fuera presa de un trance, grité:
Benditos! Benditos sean los ladrones que me robaron mis máscaras !
Así fue como me convertí en un loco.
Y en mi locura he hallado la libertad y la seguridad;
la libertad de la soledad y la seguridad de no ser
comprendido, pues quienes nos comprenden esclavizan
una parte de nuestro ser. Pero no dejéis que me
enorgullezca demasiado de mi seguridad; ni siquiera el
ladrón encarcelado está a salvo de otro ladrón.

                                          Khalil Gibrán. El loco

Cuál es la barrera que separa la locura de la "normalidad"? Es lo "normal" estar envuelto en siete o  más máscaras que ocultan la verdadera naturaleza? Serán los locos una suerte de guías a los cuales, más que contener y refrenar necesitamos escuchar e interpretar?

Tarot Transpersonal.

jueves, 23 de abril de 2015


La era esta pariendo un corazón - Silvio Rodríguez (letra)

lunes, 20 de abril de 2015

Homenaje a Cayetano Arroyo



Estás muy seguro de tu ciencia. Me dices que es capaz de crear un paraíso aquí en la tierra.
Que es capaz de cortarle las alas a la mortalidad del cuerpo.
Que es capaz de retener la felicidad en el corazón humano por tiempo indefinido.

Y tú, apoyándote en su fundamento, te sientes tan seguro como seguro se siente un árbol cuando no hay temporal o como seguro se siente un perro al lado de su amo.

Pero sin embargo yo te digo que toda esa seguridad que necesitas es síntoma de tu propia inseguridad.
Yo te digo que nada de fuera podrá sustentarte cuando te caigas si dentro de ti no has nacido aún.

Cayetano Arroyo

Lorena Ciocale.





domingo, 19 de abril de 2015

Thich Nhat Hanh


"Cuando el dolor, el displacer, la rabia y la desesperación se hacen más fuertes y más grandes, empujan para hacerse espacio en la conciencia mental, en la sala de estar, para reclamar nuestra atención.

 Estos bloques de dolor desean emerger, pero nosotros no queremos, porque su presencia nos provoca un gran malestar.

No teniendo deseo alguno de reunirnos con ellos, buscamos llenar la habitación con otros huéspedes: tomar un libro, encender la TV, ir a dar un paseo en auto... cualquier cosa para mantener ocupada la sala.

Abrazar nuestro dolor y nuestro malestar con la energía de la atención, de la presencia, es exactamente cómo masajear la conciencia en lugar del cuerpo.

Cuando quitamos los bloqueos los dolores afloran y entonces sufrimos por lo menos un poco, no hay manera de evitarlo. Tenemos que aprender a aceptar, a abrazar este dolor. Una vez que hayamos abrazado por algún tiempo nuestros dolores, ellos volverán a la bodega y se transformarán en semillas.

Si invitamos a la semilla del miedo a presentarse, también estamos mejor preparados para cuidar de la rabia.
Es el temor el generador de la rabia, cuando estamos con miedo no estamos en paz y este estado se convierte en el suelo propicio donde, donde la ira puede crecer.

El temor se basa en la ignorancia, la falta de comprensión clara.

Sumerge cada día tu ira, tu desesperación, tu miedo en un baño de presencia mental : la práctica de invitar a las semillas a abrazarlas diariamente es muy saludable.

Después de varios días o semanas de esta práctica, se genera una buena circulación en tu psiquis. La atención, la presencia, funciona como un masaje en la formación interna de los bloques de sufrimiento. Estos deben poder circular libremente en tu interior; sólo se puede hacer esto si no tienes miedo.

Si aprendes a no tener miedo de tus nodos de sufrimiento, puedes también a aprender a abrazarlos con la energía de la conciencia y transformarlos “.

jueves, 16 de abril de 2015

Paradigma Transpersonal: Ken Wilber. La conciencia sin fronteras

Te invito a continuar su lectura .... Clik sobre el link

Paradigma Transpersonal: Ken Wilber. La conciencia sin fronteras: Lo cierto es que vivimos en un mundo de conflicto y oposición porque es un mundo de demarcaciones y fronteras. Y puesto que cada línea fron...

De las enseñanzas del Dr Edward Bach

De las enseñanzas del Dr Edward Bach

" Para poner fin a la ignorancia no hay que temer a la experiencia. Pero cada una de esas vivencias hay que encararlas con la mente bien despierta y los ojos y oídos bien abiertos para poder captar cualquier partícula de conocimiento que se pueda obtener. Al mismo tiempo, debemos mantenernos flexibles de pensamiento, para que las ideas preconcebidas y los prejuicios no nos priven de la oportunidad de obtener un conocimiento más amplio y más fresco. Debemos estar siempre dispuestos a abrir la mente y a rechazar cualquier idea, por arraigada que se encuentre, si la experiencia nos muestra una verdad mejor".

Una Plegaria Una Preghiera



Despierta!!! ... el despertar es tan inmediato que hasta duele. Ahora el dolor es consciente, y cuando el dolor es consciente se puede hacer algo con él. Se puede utilizar para aprender, fortalecerse y adquirir sabiduría.
... Muy pronto se hace acopio de suficiente energía y se levanta el suficiente viento del alma como para que la embarcación de la psique zarpe y se aleje.


Adaptación del texto de Clarissa Pinkola Estés

sintiendo la vida



Estamos invitados  por la Vida a experimentar, en plena conciencia e intensidad, la interacción con toda expresión viviente.
Tócalas siendo Presencia y recibe el amoroso reconocimiento  de cada forma que adopta la energía vital.Te sorprenderás y aprenderás sus distintos lenguajes . 
Un estallido de profundas sensaciones activará y plasmará una nueva forma de estar en el mundo.

martes, 14 de abril de 2015


lunes, 13 de abril de 2015

EL VALOR DE PERDONAR

El perdón, desde la derivación de la misma palabra, es un "don "; don que por derecho divino nos pertenece.
Su manifestación está directamente asociada a una experiencia interior, a una elección voluntaria, consciente y comprometida en transitar el difícil camino de liberación desde la ignorancia hacia el despertar a nuestra verdadera naturaleza divina.
Por lo tanto configura un estado del ser, un nivel de conciencia alcanzado y su manifestación es a través del ejercicio de la compasión y el reconocimiento de una conciencia de unidad.

.- Es importante señalar que el ejercicio del perdón es parte del proceso de maduración de la conciencia donde la compasión y la aceptación son sus elementos constituyentes.
Este profundo trabajo exige una testimonianza permanente. Qué significa esto? Cuando todavía la conciencia no despertó a la capacidad de autoobservación, cuando todavía no puede ser testigo de si misma, es probable que aquello que llamamos "borrón y cuenta nueva " no sea genuino y por consiguiente no tenga que ver con el perdón.
En realidad perdonar no es borrar, sino a partir de una mirada más elevada, empezar a comprender como se desarrolla este "juego sagrado de la vida".
Por lo tanto en los momentos donde llegamos a percibir con ojos más limpios seguramente se estarán activando estas energías superiores.

-El perdón tiene un poder milagroso y sanador.
Siempre el camino comienza en nuestro interior. Es una experiencia interna de despertar la que permite vislumbrar estados mentales donde la conciencia del amor y de la unicidad se revela como la esencia del Ser.
No podemos donar lo que aún no poseemos y sólo a través de la experiencia adquirimos sabiduría que luego podremos compartir y ofrecer como don.
Considero que este trabajo interior está íntimamente asociado al reconocimiento de nuestras propias heridas aún no cicatrizadas resultantes del camino de aprendizaje.
La salida hacia una nueva forma vincular es la aceptación de la reactivación de esta herida por parte de los otros como forma de reconocimiento y principio de sanación.
Entonces el perdón comenzará desde una condición de humildad y aceptación de nuestras partes todavía no maduras direccionado esta misma energía hacia el exterior.

- Es difícil ejercitar el perdón como difícil es el proceso de crecimiento, aunque como parte de la tarea del despertar es totalmente posible.
Un ser que vibra en un nivel de conciencia marcadamente dualista donde la separatividad caracteriza su modo de operar, necesariamente tendrá respuestas vinculares que reflejen ese estado de conciencia.
La necesidad de protegerse, la sensación de sentirse herido, una angustia oceánica abrumadora se convierte en los propios límites de la conciencia para acceder al nivel sucesivo del viaje espiritual.
A medida que observamos nuestras propias heridas con una conciencia de involucración y responsabilidad estaremos disponiéndonos a una nueva forma vincular que invoca un nivel de energía más elevado y como consecuencia más compasivo para todos los involucrados.
Nuevamente remarco que la herida que proyectamos es nuestra propia herida que convoca y configura esa experiencia.
La comprensión es el movimiento de salida de un nivel de conciencia a otro superior.

- El reconocimiento y valoración de querer experimentar el perdón en nuestras vidas es parte del proceso de maduración del ego. Un yo maduro puede tolerar las diferencias sin sentirse amenazado, puede aceptar las equivocaciones como parte necesaria del proceso de aprendizaje y evolución.
La aparición de la culpa direcciona la energía hacia la evasión y la autodefensa.
Un yo débil está más conectado con este nivel de funcionamiento y tiene dificultades de confrontar una experiencia de vida que desafíe sus miedos activados por la impronta kármica.
Cuando la vida es considerada como un viaje evolutivo consciente, el drama personal va debilitándose y deja paso a la auto observación y al autoconocimiento.
Es fundamental aclarar que si no somos capaces de perdonarnos, es decir, de actuar como jueces implacables, es imposible poder hacerlo con los demás.
Quizás creemos que estamos perdonando cuando en realidad justificamos y pactamos un acuerdo frente a una situación de amenaza interna.
Es importante señalar que el perdón actúa en el nivel del Amor y no en el nivel del miedo.

.- El camino de evolución que lleva a la iluminación, o sea, a la liberación del sufrimiento debido a la ignorancia, pasa desde el miedo al amor, de la ignorancia al conocimiento, de la dependencia a la liberación.
La sola intención del alma que descubre la necesidad de emerger de una situación que la retiene en estado de sufrimiento y dependencia, es el motor que impulsa la activación de recursos de salida. La sola intención es la plegaria que el Ser dirige a las dimensiones del Espíritu en busca de asistencia.
Considero que partiendo de la creación de un espacio interior de auto observación e involucración surgirán las condiciones necesarias para que puedan surgir las respuestas adecuadas.
Me inclino a no pensar en fórmulas sino en modos de despertar conciencia. Cada situación es un desafío para la conciencia, nos ofrece el don de descubrir la sabiduría que contiene. Este es un desafío personal.

.- La palabra reconciliación tiene una vibración muy especial. La asocio a una via de encuentro y reunión.
Todos los seres tenemos un potencial para la profunda reconciliación más allá de las heridas o traumas experimentados.
El punto es donde focalizamos nuestra atención. Una conciencia enfocada en el drama y en su justificación o una conciencia centrada en un nivel de energía dispuesta e impulsada en el camino de retorno al "hogar".
El perdón es un acto de conciencia. Seguramente comienza con un acto de reconciliación desde el corazón. Y donar el perdón nace de este mismo acto de amor.
Me gustaría citar a Gandhi "Los débiles no pueden nunca perdonar. El perdón es una característica de los fuertes".

Annamaria Saracco
Publicado en la revista COMO ESTAR BIEN. Buenos Aires

Cómo se aprende a ser una verdadera mujer ?

domingo, 12 de abril de 2015



Become My Life by Mirabai Ceiba



"Mi espíritu gemelo, he limpiado para ti el loto de los mil pétalos y durante incontables reencarnaciones lo he mimado para ti. Y ahora blanco y brillante como el velo con  que se cubre la Hermana Pureza, delicado como la energía que guarda una gota de rocío y se disipa en cuanto la toca la Mano del Sol. Limpio como el limpio pensamiento que nace del ser puro, lo pongo ante ti, y en él tú y yo, yo y tú  hacemos nuestra casa, nuestro mundo y nuestras estrellas."

Cayetano Arroyo. Nosotros

jueves, 9 de abril de 2015

Josh Groban - You Are Loved (Don't Give Up) subtitulado en español



Si te amo, cómo puedo ocultarlo en mis adentros y guardarlo en el último cajón de mi corazón como lo más preciado y secreto?

Si te amo, cómo es que no corro  y lo extiendo a través de las palabras y los actos hasta el mundo de afuera?

Si te amo, cómo es que no voy a beber de tu presencia y con ella embriago todas las partes de mi ser? cómo es que no les cuento a todos mis amigos: el río, los árboles, los hermanos animales, los insectos, la humilde hierba y el altivo chopo, que te amo?. Cómo es que nace un nudo en mi garganta y mi corazón sube hasta mis labios si intento decir que te amo?

Como si quizás no lo supieran todos ! Cómo si quizás no estuviese escrito en nuestros ojos  y en el vibrar de nuestro ser !. En lo más íntimo de nuestra  biología. En lo más amplio de nuestro vuelo.

Tal vez no lo exteriorice por no hacerlo sueño como el sueño de la vida y mantenerlo limpio y eterno como nuestro ser esencial.

Cayetano Arroyo. " Vivete "

Intimidad


Carl G. Jung. AION: Contribuciones a los simbolismos del sí-mismo

Se puede, al parecer tratar algunas ciencias con sólo el intelecto, pero en la psicología, cuyo objeto presenta un aspecto más de los dos representados por la percepción sensorial y por el pensamiento: la función de valor, el sentir, es un factor integrante de la orientación consciente, y por lo tanto no puede faltar en un juicio psicológico más o menos completo, porque sino, resultaría incompleto el modelo propuesto para el proceso real.

 Todo proceso psíquico tiene como propiedad inherente el valor, o sea la tonalidad afectiva. Esta indica hasta qué punto el sujeto es afectado por el proceso, o sea cuán importante o significativo es para él (naturalmente, en la medida en que ese proceso alcanza el nivel de la conciencia).

Por medio del "afecto" el sujeto queda participativamente involucrado y llega a sentir todo el peso de la realidad.

 La diferencia corresponde, pues, aproximadamente, a la que existe entre la descripción de una enfermedad grave que uno lee en un libro y la enfermedad real que uno padece.

Psicológicamente, uno no posee nada sino lo que puede serle objeto de experiencia real.

 Una comprensión meramente intelectual significa, pues, demasiado poco, pues sólo se sabe el objeto de palabra, pero no se lo conoce sustancialmente, desde adentro.

 Son más de las que podría esperarse las personas que temen al inconsciente. Tienen ya temor a la propia sombra; si se llega al anima o al animus, ese temor se convierte en terror pánico.La sola superación de ese miedo significa eventualmente una hazaña mortal de magnitud nada común, y sin embargo no es la única condición que debe cumplirse para encaminarse hacia la experiencia efectiva del sí-mismo.

Dr Richard Moss .

I Parte. "El llamado a la Conciencia"

..."Existe una gran esperanza para todos nosotros en el proceso de la auto-curación espontánea, de la evolución espontánea hacia un nuevo nivel de conciencia. El problema para nuestros egos racionales es que no  puede llevarse a cabo simplemente a través de nuestro intelecto o motivarse por nuestra voluntad personal. Somos increíblemente ingenuos cuando creemos que podemos producir este cambio a través de nuestras metodologías diseñadas y dirigidas por nosotros mismos. Lo más que nuestras metodologías pueden hacer es preparar el terreno para nuestra receptividad a una inteligencia más profunda; nuestras mentes racionales no pueden dirigir el proceso que está siendo provocado dentro nuestro ahora.
Existe una alquimia misteriosa, una cualidad de gracia, de lo imprevisible, con esta clase de cambio que no se inclina ante la urgencia, ni aún ante los sinceros esfuerzos de nuestro yo manejado por el ego. Sobre todo, rara vez emerge de acciones que nacen del miedo; crece desde nuestra quietud interior.
Sin duda podemos no sentirnos en quietud,  hoy más y más de nosotros nos sentimos amenazados aún cuando no podemos encontrar razón alguna que lo justifique en nuestras propias vidas. Pero debemos aprender a descansar en la quietud, a no ser seducidos por nuestro miedo.
La profunda sanación que estamos buscando es fundamentalmente un proceso espiritual, y en territorio espiritual somos los discípulos, no los maestros. Sobre todo estamos en el dominio de la fe, una relación completamente nueva con nuestra total experiencia de ser.
La real posibilidad que desde nuestro presente nivel de actividad consciente no seamos capaces de sanarnos a nosotros mismos es, creo, la gran herida del alma moderna.
... Precisamente, lo único que realmente podemos hacer es enfrentarnos con nosotros mismos, dentro de esta herida con brutal auto-honestidad y acercarnos al umbral de la fe donde ese nuevo potencial de la conciencia está siempre esperando encontrarse con nosotros."

"El segundo milagro". Intimidad, espiritualidad y relaciones conscientes.
 Richard Moss

lunes, 6 de abril de 2015

La Reconciliación con la Femineidad

"El comienzo de la iniciación". Sábado 11 de abril - Seminario en Villa Devoto. Capital -


Resultado de imagen para barba azul

            







             
  I y II parte
Horario: 10hs-  16.30hs (Con intervalo)



“Hay un trozo de barba que se conserva en el convento de las monjas blancas de las lejanas montañas. Nadie sabe cómo llegó al convento. Algunos dicen que fueron las monjas que enterraron lo que quedaba de su cuerpo, pues nadie más quería tocarlo. La razón de que las monjas conservaran semejante reliquia se desconoce, pero se trata de un hecho cierto.....”

“El relato de "Barba Azul" nos convoca a un nuevo encuentro.
La Dra. Clarissa Pinkola Estés como estudiosa del psiquismo femenino nos ofrece un material exquisito para adentrarnos en la comprensión de los aspectos "contra natura", aquellas fuerzas contrarias a la naturaleza y al desarrollo psíquico y evolutivo.
El "depredador del psiquismo" nos aleja de nuestra naturaleza instintiva desvitalizándonos, matando nuestros más queridos sueños. Es urgente el reconocimiento de esta acción porque especialmente se proyecta en el exterior en una constante prueba en la vincularidad.
Elijo este relato y el trabajo que lo acompaña como iniciático para recorrer en modo consciente y voluntario  los sagrados senderos del despertar femenino.       
  
   Quedan también especialmente invitados los hombres que deseen adentrarse          

Para toda información e inscripción: annamaria.saracco@yahoo.it

Tel. (011) 4- 865 1611

domingo, 5 de abril de 2015



jueves, 2 de abril de 2015

Próximo Encuentro - Buenos Aires



Sabemos que la herida, aquel femenino lastimado y todavía no recuperado, se abre en la grieta de la separación inicial con la propia naturaleza femenina.
Sumergirnos en un sentido de intimidad y reconocimiento impulsa a la revisión y liberación de los dolores provocados por esta desconexión.
Resulta hoy imprescindible desplazarnos hacia niveles de mayor profundidad para llorar y desenterrar los valores nutricios del alma femenina.

Si te interesa participar escribeme: annamaria.saracco@yahoo.it

miércoles, 1 de abril de 2015

La danza peregrina del alma



"Considérate dichoso si conscientemente ves el camino que la Mano de la Vida va trazando ante ti. Si has llegado a este estado sabrás que cada persona que viene a ti te abre un sendero anexo en ese camino. Si has llegado a este estado podrás tomar muchos atajos o podrás alargar el camino a voluntad. Podrás descubrir la belleza que se oculta en cada recodo de este Gran Todo Uno del que somos una parte de si que se mira desde una particularidad a si mismo".

Cayetano Arroyo. Yo soy cuando comprendo

Madre Serpiente