El eje del trabajo clínico es la comprensión del proceso evolutivo de la Conciencia.

El espíritu podrá volar hasta el cielo, pero el alma,

ella tiene que ir a sus profundidades, al fondo de sí misma.

Rhoda Lerman

Como abordaje holístico (integral) del Ser centra su tarea en el estudio, investigación y trabajo con la Conciencia en sus distintos niveles de manifestación.

Así entonces crea un contexto para favorecer el ingreso a estados no ordinarios de conciencia (aquellos diferentes del habitual).

El proceso de trabajo compromete todos los niveles de la persona: físico, emocional, mental y espiritual.

Aprender a moverse hacia nuevos territorios es acceder a una mayor comprensión sobre la verdadera naturaleza de quienes somos.

La activación del proceso de auto-conocimiento origina la condición necesaria para la exploración de las regiones interiores todavía inexploradas.

Estas zonas temidas desde el mismo desconocimiento son portadoras de una potente energía que espera con prontitud ser liberada a favor del crecimiento y la evolución.

viernes, 7 de octubre de 2016

Según Roger Woolger


Según Roger  Woolger, quién fue un psicoanalista junguiano investigador sobre las memorias de otras vidas, dice que la mayor parte de la gente en sus primeras regresiones, raramente recupera memorias horribles y violentas.
Manifiesta que el inconsciente, el cual contiene recuerdos de otras existencias pasadas más allá de eventos eliminados de la infancia y arquetipos, en su sabiduría, solo nos envía recuerdos del pasado que somos capaces de administrar y de integrar en nuestra personalidad consciente.
Aquellos con menos experiencia terapéutica usualmente tienen inicios menos traumáticos y  las memorias tienden a ser más serenas.

Woolger nos recuerda la imagen oriental del guardián del umbral, ese monstruo terrible pintado sobre la puerta de los templos o  alrededor de los mandalas sagrados.
Estos guardianes representan nuestros propios miedos y están allí para impedirnos entrar en ámbitos de la psiquis para los cuales todavía no estamos listos. Cada uno de nosotros, ya sea cosnciente o no, tiene sus propios guardianes interiores del umbral, que les impide entrar en profundidad demasiado rápidamente.

Es una sutil economía interior de revelación psíquica y espiritual, en el que cada individuo procede a su propio paso guiado por estos guardianes interiores.

Cuando aprendemos a interpretar nuestros sueños, estas figuras interiores se hacen cada vez más presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario